Caballo de Troya es real

Conocimiento

 

Caballo de Troya es real

Pactos y Señales (pág. 700)

Conté siete

 

En caballo de Troya 8 se lee:
Me pareció ver algo en el cielo y negro firmamento

 

QUIEN VOLABA EN EL SIGLO PRIMERO?

 

ERAN LUCES… UNAS LUCES se desplazaban lentamente, sin prisa LUCES EN EL AÑO 25
Si quizá fue un sueño
Conté siete, todas idénticas en un blanco luna y con una magnitud que oscilaba entre 1,7 y 2,2.
No se que sucedió , pero permanecí atento. Las cabezadas no volvieron.
Las LUCES navegaban por la constelación de Los Gemelos.
MANTENIAN UNA IMPECABLE FORMACION EN CRUZ LATINA
Era fascina te y al mismo tiempo absurdo

 

CUENTA JJ BENITEZ

Sinceramente dude.
Y silos diarios son una fantasía?
Invento el mayor las siete luces en formación de CRUZ LATINA?
Nadie volaba en el siglo primero. (año 25)
Y LA VOZ QUE ME HABITA SUSURRO.
SOLICITA UNA SEÑAL
…Termine acudiendo al cuaderno de PACTOS Y SEÑALES y anote.
“Si lo que escribe el mayor es cierto, hoy recibiré una señal”, pero no especifique que clase de señal.
A las 14:30 hs al sentarme a comer, Blanca me entrego un correo electrónico de Giorgio Bongiovanni. Acababa de llegar.
Palidecí.
Con la comunicación mi amigo Giorgio había adjuntado una fotografía.
En ella se veían SIETE LUCES. ERAN SIETE OVNIS, captados por Steven Burns el 14 de agosto de ese mismo año (2005), en Florida USA, y la formación OVNI se presentaba en forma de CRUZ LATINA. Sonreí para mis adentros.
Lo tenia merecido por dudar.

 

PACTOS Y SEÑALES

JJ BENITEZ

 

 


VIAJE EN EL TIEMPO

Genios por Stephen Hawking episodio 6

TODOS VIAJAMOS EN EL TIEMPO TODO EL TIEMPO

 

 

 


PACTOS Y SEÑALES, Funciona

 

Comprobé que los PACTOS Y SEÑALES funciona.

 

Leyendo el libro Robinson Crusoe, de Defoe, me acorde que quería mandar una pregunta a la revista Muy Interesante, porque había escuchado que Albert Einstein dijo que los planetas están todos alineados, siempre, pero no me acuerdo si era por la gravedad o por que otro motivo, que parecía que los planetas están siempre en distintas posiciones.
Me acorde. Que no había mandado la pregunta a la revista.
Escuche una voz en mi cabeza: HACE EL CUADERNO DE PACTOS Y SEÑALES.
Deje el libro de Robinson, abrí la carpeta de cuero, saque una hoja y escribí;

 

Domingo 26/12/17
Si los planetas del sistema solar están todos alineados, quiero recibir una señal. Cualquiera. Plazo 24 hs.

 

 

Al día siguiente veo en la tele.

ECLIPSE SOLAR DEL SIGLO

Y escribí en el cuaderno de Pactos y Señales
Mensaje recibido
Los Pactos y Señales, funcionan, y al primer intento. Yo no había escuchado nada el día anterior acerca del Eclipse del día siguiente.

 


CABALLO DE TROYA 1

 

MAS PRUEBAS, El ENCUENTRO EN MEXICO DE JJ BENITEZ Y EL MAYOR, JASON.

 

1) De pronto, alertado -supongo- por el ruido de mis pasos sobre la grava, un hombre apareció por detrás de la gran mole de piedra. Ambos permanecimos inmóviles durante unos segundos, observándonos. Jamás olvidaré aquellos instantes. Ante mí tenía a un individuo de considerable altura -quizá alcanzase 1,80 metros-, con el cabello cano y vistiendo una guayabera y unos pantalones igualmente blancos.

2) Pero aquel sentimiento se esfumó a la vista de la segunda persona. Quedé atónito. Era el mayor, pero con veinte años más de los que aparentaba cuando le conocí en Villahermosa. Permaneció sentado sobre la plataforma de piedra del viejo altar de los sacrificios, observándome con una mezcla de incredulidad y emoción. Lentamente, en silencio, dejé resbalar la bolsa de las cámaras, al tiempo que Laurencio le ayudaba a incorporarse. El mayor extendió entonces sus largos brazos y, sin saber por qué, dejándome arrastrar por mi corazón, nos abrazamos.
-¡Querido amigo! -susurró el anciano-. ¡Querido amigo!…
Sus penetrantes ojos, ahora hundidos en un rostro cadavérico, se hablan humedecido. Algo muy grave, en efecto, había minado su antigua y gallarda figura. Su cuerpo aparecía encorvado y reducido a un manojo de huesos, bajo una piel reseca y salpicada por corros marrones de melanina. Una barba blanca y descuidada marcaba aún más su decadencia.
Intenté esbozar una disculpa, estrechando la mano de Laurencio, pero éste, sin perder la sonrisa, me rogó que olvidara el incidente del aeropuerto.
El mayor, apoyándose en mi hombro, me sugirió que caminásemos un poco hasta el prado que rodea a la pirámide de Kukulcán. Con paso vacilante y un sinfín de altos en el camino, fuimos aproximándonos al castillo o pirámide de la Serpiente Emplumada. Así, en aquella primera jornada en Chichén Itzá, supe de labios del propio mayor que su fin estaba próximo y que, en contra de lo que pudiera imaginar, su muerte fijaría precisamente el comienzo de mi labor

 


https://www.planetabenitez.com/jjbenitez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s